La leyenda de Quetzalcóatl en Coatepec

QuetzalcóatlQuetzalcóatl 
Fue un rey y sacerdote tolteca de la legendaria ciudad de Tula. Se dice que era alto, blanco y tenía barba. Fue una especie de promotor cultural y mostró ser un hombre sabio y progresista que le enseñó a los habitantes de los pueblos por donde anduvo, el arte de la orfebrería, la agricultura, sobre todo el cultivo del Maíz, y muchas otras cosas que permitieron a la cultura Nahuatl destacar.  Prohibió los sacrificios humanos y tal vez por esto se ganó la antipatía de los adoradores de de Tezcatlipoca, y son ellos, por medio de engaños, quienes hacen que se embriague y falte a su celibato. Debido a su terrible falta, Quetzalcóatl debe abdicar y partir exiliado, junto con sus discípulos, no sin antes haber prometido su regreso. 
 
La Leyenda
Cuando el “Hombre blanco y barbudo” conocido como Quetzalcoatl = la serpiente emplumada que vuela con alas de una mariposa =  fue vencido por los adoradores de Texcatlipocatl, salió de su ciudad, Tula, caminó por el altiplano y se despidió de sus discípulas las mariposas (como él las llamaba) en Papalotla (lugar de las mariposas) cerca de Texcoco.  Siguió caminando y llegó hasta Coatepec (el cerro de las culebras),  desde donde se domina el Citlaltepetl (cerro de la estrella) y arriba del cerro se despidió de sus discípulos (coats) diciéndoles que de ahí en adelante tenía que seguir él solo, pero que “volvería cuando el quinto sol se dejara ver en el horizonte”.  Y los discípulos le preguntaron: Señor, ¿y como vamos a saber nosotros que ese quinto sol llega y que tu vuelves?.  Entonces Quetzalcoatl le dijo: “les voy a dejar una señal”, y según cuenta la leyenda, Quetzalcoatl hizo unos ademanes mágicos  y entonces brotó una erupción luminosa del Citlaltepetl, que subió al cielo y se unió a la estrella Citlalit (Venus) que se volvió más luminosa y les dijo: observen esa estrella, de hoy en adelante se llamará Tlahuixcalpantlecutli, o sea: Señor que anuncia la venida del Sol.
Posteriormente, se encaminó hacia Coatzacoalcos (donde desaparece la serpiente), en donde se subió a una barca y se alejó mar adentro hasta desaparecer, e inmediatamente surgió del mismo lugar donde había desaparecido, una estrella muy brillante (Venus), que ascendió cruzando los cielos (de Oriente a poniente) y se posó exactamente arriba del Citlaltepetl (Pico de Orizaba), en donde después de un rato desapareció como si se hubiera metido en el cráter del volcán (efecto óptico).
 
Citlaltepetl - Pico de OrizabaNotas
Al planeta Venus, lo vemos por el Oriente antes de que amanezca (cuando sale antes que el Sol), y lo vemos por el Poniente al atardecer cuando se mete después que el Sol. 
Si trazamos una línea imaginaria desde el Citlaltepetl (Pico de Orizaba) hasta Coatzacoalcos, podemos ver que pasa por los siguientes lugares:  Córdoba, las pirámides de Palmillas, la Piedra Móvil, el Cerro de las Mesas, la zona de los Tuxtlas, Catemaco, la Laguna de los Cerros y varios lugares más, todos ellos con importantes vestigios arqueológicos. Y desde todos estos lugares se puede apreciar al atardecer, como la estrella Venus (cuando va después del Sol), se coloca por encima del Citlaltepec .